Logo Nivel3 Colegio HOR L Blanca

aulaVirtual

Martes, 28 de febrero de 2017

COLORES EN EL VIENTO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1.- CITA BÍBLICA (Mateo 6, 31-33))

Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?”Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas

2.- LECTURA

Perico Picolisto era un niño rico que llevaba una vida muy tranquila y cómoda, aislado de muchas de las desgracias del mundo. Un día, Perico fue al cine a ver una película que le hacía muchísima ilusión, pero llegó un pelín tarde, justo cuando la taquillera le vendía la última entrada a un niño con un aspecto muy pobre, que llevaba ahorrando semanas para ver la película. Al verse sin su entrada, Perico se enojó muchísimo, y comenzó a gritar y protestar, exigiéndole al niño que le diera su entrada.

-¿Por qué voy a darte mi entrada? He llegado antes que tú y la he pagado- dijo el niño

- Pues... ¡porque yo soy más importante que tú! ¡mírame!, yo soy rico y tú eres pobre, ¿lo ves? - respondió Perico cargado de razón.

Entonces apareció un señor muy distinguido, que se acercó a Perico Picolisto y le ofreció una entrada diciendo

- Por supuesto, niño. Tú tienes más derecho que él de ver esta película

Entonces Perico, con tono ostentoso y soberbio, apartó al otro niño y entró al cine. Echó un vistazo alrededor y se sintió muy cómodo cuando vio que la sala estaba llena de niños ricos como él, y se sentó a disfrutar de la película.

Pero en cuanto se sentó, se sintió trasportado a la pantalla, y se convirtió en un personaje más, protagonista de muchas historias. Y en todas aquellas historias, Perico empezaba con muchísima mala suerte: unas veces sus padres desaparecían, otras su casa se quemaba y perdían todo su dinero, otras estaba de viaje en un país del que no entendía el idioma, otras le tocaba trabajar desde niño para ayudar a criar a un montón de hermanos, otras vivía en un lugar donde todos le trataban como si fuera tonto o no tuviera sentimientos... Y en todas aquellas historias, Perico se esforzaba terriblemente por salir adelante, aunque todo eran dificultades y casi nadie le daba ninguna oportunidad. Pero igualmente, todas las historias acabaron con un final feliz, cuando un misterioso personaje, rico, sabio y afortunado, le ayudaba a salir adelante y cumplir sus sueños.

Cuando terminó la película y Perico volvió a encontrarse en su asiento, estaba asustado. Pensó que en la vida real, él siempre había sido de aquellos que teniendo suerte, nunca ayudaban a crear finales felices. Se sintió tan mal, que estuvo llorando largo rato en su silla...

Finalmente, una enorme sonrisa se dibujó en su rostro, y salió del cine casi bailando. Estaba contento porque ya sabía a qué se iba a dedicar: sería esa ayuda que necesitan quienes tienen menos suerte, ¡sería creador de finales felices!

Y mientras volvía a casa dispuesto a cambiar su mundo, vio a lo lejos al señor distinguido que le había dado la entrada. Era el misterioso personaje que le había ayudado a resolver todas las historias de su película.

3.- REFLEXIÓN

Nadie es mejor por tener más o menos suerte, y es responsabilidad de todos ayudar a los menos afortunados"

4.- VIDEO

https://youtu.be/tWQP7Ezpxis

5.- ORACIÓN FINAL

Jesús, te quiero pedir que me ayudes a ser generoso

y a compartir toda mi vida con los demás.

Ayúdame a dar muchos frutos.

Porque todo lo que me diste es para compartir

y ofrecer a los demás.

Jesús quiero ser cada día un poco más parecido a ti.

PADRE NUESTRO…

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Lunes 27 de febrero de 2017

MI VIDA: CÓMO LA CUIDO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1.- CITA BÍBILICA (Isaías 55, 11-13)

así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié. Porque con alegría saldréis, y con paz seréis conducidos; los montes y las colinas prorrumpirán en gritos de júbilo delante de vosotros, y todos los árboles del campo batirán palmas.En lugar del espino crecerá el ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá el mirto; y esto será para gloria del SEÑOR, para señal eterna que nunca será borrada.

2.- LECTURA

Había una vez una hamburguesa que tenía muchas vidas. Cada día se despertaba en su hamburguesería, esperaba pacientemente el turno hasta que era preparada por uno de los cocineros, y finalmente era servida en cualquiera de las mesas. Mientras la comían, ella hacía todo lo posible por ser sabrosísima, y con el último bocado del cliente, sentía como si se apagara la luz y se fuera a dormir. Y al día siguiente se repetía la historia.

Nuestra hamburguesita podría haber seguido viviendo así de tranquila durante muchos años, si no hubiera sido porque un día, mientras esperaba su turno en el fogón, pudo escuchar cómo uno de los clientes la llamaba “comida basura” ¡Cuánto se enfadó! Estaba tan furiosa que casi se quemó. A partir de ese momento, se dio cuenta de que mucha gente usaba esa expresión para hablar de ella y sus hermanas. Y tras escuchar atentamente cualquier programa de radio o televisión donde se hablara de comida basura o comida sana, llegó a una terrible conclusión: era verdad que era “comida basura”.

Ahora comprendía por qué la mayoría de sus clientes favoritos estaban mucho más gordos que cuando los conoció, o por qué los que visitaban mucho el local tenían mal aspecto. La hamburguesa se sintió fatal, ¡todo era por su culpa! Así que trató de encontrar una solución, alguna manera de evitar aquel odioso nombre.

Y entonces se le ocurrió. Cuando vio que entraba uno de aquellos niños que pisaban al local casi a diario, escogió el mejor sitio, y esperó a ser servida. Una vez en manos del niño, cuando llegó al momento más especial, el del primer mordisco, se concentró tanto como pudo y… no pasó nada. El niño hincó los dientes en la hamburguesa y masticó aquel bocado normalmente. Luego dio otro, con la hamburguesa igual de concentrada, pero todo siguió igual... Así siguieron varios bocados más, y la hamburguesa estaba ya a punto de rendirse, cuando oyó la voz del niño:

- ¡Puaj!, ¡Qué rollo! Esta hamburguesa no sabe a nada.

Aquello fue sólo el principio de un plan que resultó perfecto. La hamburguesa convenció a todas sus hermanas de que no tuvieran ningún sabor cuando los clientes hubieran estado comiendo allí sólo unos días antes, a cambio de estar aún más sabrosas cuando espaciaran más las visitas. De esa forma, dejaron de ver siempre las mismas caras enfermizas y regordetas, y muchos de sus amigos comilones consiguieron un aspecto mucho más saludable, además de degustar hamburguesas muchísimo más ricas.

Y es muy posible que esas hamburguesas sean muy viajeras porque, desde entonces, en todas partes disfrutas mucho más del sabor de una comida cuando llevas tiempo sin probarla, que cuando tratas de comer lo mismo todos los días.

3.- REFLEXION

No hay que abusar de la comida basura. Mejor espaciarla en el tiempo

4.- VÍDEO

Bocadillo solidario https://youtu.be/aj8UZ2XGyz8

https://youtu.be/7RsjJionIGI

5.- ORACIÓN FINAL

PADRE NUESTRO…

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros.

 

Viernes ,24 de febrero de 2017

LLEGA EL CARNAVAL

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

1.- CITA BÍBLICA (Ecle 30, 21-23))

No dejes que la tristeza se apodere de ti ni te atormentes con tus cavilaciones. Un corazón alegre es la vida del hombre y el gozo alarga el número de sus días. Vive ilusionado y consuela tu corazón, y aparta lejos de ti la tristeza, porque la tristeza fue la perdición de muchos y no se saca de ella ningún provecho

2.- LECTURA

La primera vez que Celia subió al desván de la abuela era carnaval. Habían ido al pueblo justo aquel fin de semana, y Celia estaba enfadada porque, por culpa de aquel viaje, se había perdido la fiesta del cole. Por eso, se pasó enfurruñada toda la tarde de viernes y parte del sábado. Menos mal, que a la hora de la comida llegaron los tíos con su prima Teresa, que era un año mayor que ella.

– ¿Qué te pasa? – preguntó su prima al verla tan disgustada.

Celia le contó que se había perdido la fiesta de carnaval del colegio, que iban a ir todos sus amigos, que hasta tenían disfraz y que ella… ¡con lo que le gustaba disfrazarse!

Teresa se acercó a ella y cubriéndose la boca con la mano para que nadie la escuchara le susurro:

– Después de comer, cuando duerman la siesta, vamos al desván. ¡Verás como se te olvida lo del cole!

– Pero…

– Ssssh…¡no deben enterarse!

Claro que los mayores no debían enterarse: los niños tenían prohibido subir al desván. Decían que las escaleras eran peligrosas porque estaban muy viejas. Decían que nada se le había perdido ahí a los niños, que solo había polvo, arañas, cucarachas…Por eso a Celia nunca se le había ocurrido contradecir aquella norma: ¿cucarachas?, ¡no, gracias! Sin embargo, aquel fin de semana estaba siendo tan aburrido que una pequeña aventura no le vendría mal. El desván estaba oscuro y olía a polvo. Teresa abrió una de las ventanas y el sol iluminó la habitación. Estaba llena de trastos, de cajas de cartón, antiguas camas, sillas con patas rotas, maletas de piel gastada.

Y un enorme baúl. Era un baúl precioso de madera oscura. Tenían remates dorados en las esquinas y una inscripción con las iniciales de la abuela. Teresa y Celia lo abrieron con curiosidad y no pudieron reprimir una carcajada de felicidad cuando vieron lo que había dentro.

– ¿Pero de quién es esta ropa?

– Es de nuestras madres, de cuando eran jóvenes.

– ¿En serio? ¡Pero es feísimo!

– ¡Qué dices! Mira que bien me sienta…

Teresa se había puesto una estrafalaria chaqueta rosa chicle y unas enormes gafas de sol y se paseaba coqueta por el desván.

– ¡Es horrorosa! ¿De verdad se ponían esto?

– Claro. Era la moda. Todo el mundo iba así. Venga, anímate. ¡Ponte algo!

Celia escogió un vestido rojo con volantes. Luego lo cambió por una falda amarilla y una chaqueta negra. Y por un vestido de lana. Y por una camisa de cuadros. Y por unos pantalones anchos. Y por una gabardina gris. Aquel baúl no tenía fin.Teresa y Celia estaban tan entretenidas probándose ropa, disfrazándose de ejecutivas exitosas, o de escritoras bohemias, o de estrellas de cine, que ni siquiera se dieron cuenta de que sus madres habían subido al desván.Cuando las niñas las vieron se asustaron pensando que iban a regañarlas. Pero nada de eso ocurrió. Ambas se acercaron al baúl y empezaron a sacar ropa, a probársela, a mirarse en el viejo espejo de la pared.

– No me puedo creer que este vestido siga aquí – exclamó sorprendida la madre de Teresa.

– ¡Esta era mi chaqueta favorita!

– ¡Pero si era mía!

– ¿Qué dices? Esta me la compré yo cuando me fui de viaje a…

Teresa y Celia miraron a sus madres divertidas. Parecía como si ellas también se hubieran vuelto niñas de repente. Fue así como las cuatro pasaron la tarde probándose ropa antigua, contando historias de cuando eran jóvenes, haciéndose fotos…

Tal vez la fiesta del cole había sido buena. Pero Celia supo, mirando a su madre y a su tía riéndose como niñas, que aquella fiesta improvisada de carnaval no la cambiaría por nada del mundo

3.- REFLEXIÓN

Lo importante del carnaval es el tiempo que pasamos disfrutando con los demás y siendo y haciendo felices. ¡que tengas una buena tarde de carnaval!

4.- VIDEO

https://youtu.be/JQ9uw-6Fr5g

5.- ORACIÓN FINAL            

Te pedimos Señor que hoy sea un día de amistad

Que disfrutemos mucho con nuestros compañeros y profes

Y todo sirva para estar alegres y queriéndonos

Amén

DIOS TE SALVE MARÍA………….

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Jueves, 23 de febrero de 2017

JESÚS NOS QUIERE COMO SUS AMIGOS

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1.- CITA BÍBLICA (Mateo 19, 13-16)

Una vez le acercaron a Jesús a unos niños pequeños para que los tocara, pero al verlo los discípulos, les reprendían. Pero Jesús, acercándose a ellos, dijo: “Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de Dios”. De verdad os digo: “El que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él”.

2.- LECTURA

Había una vez un niño listo y rico, que tenía prácticamente de todo, así que sólo le llamaba la atención los objetos más raros y curiosos. Eso fue lo que le pasó con un antiguo espejo, y convenció a sus padres para que se lo compraran a un misterioso anciano. Cuando llegó a casa y se vio reflejado en el espejo, sintió que su cara se veía muy triste. Delante del espejo empezó a sonreír y a hacer muecas, pero su reflejo seguía estando triste.

Extrañado, fue a comprar golosinas y volvió todo contento a verse en el espejo, pero su reflejo seguía triste. Consiguió todo tipo de juguetes y cachivaches, pero aún así no dejó de verse triste en el espejo; así que, decepcionado, lo abandonó en una esquina. “¡Vaya un espejo más birria!; ¡es la primera vez que veo un espejo estropeado!”

Esa misma tarde salió a la calle para jugar y comprar unos juguetes, pero yendo hacia el parque, se encontró con un niño pequeño que lloraba entristecido. Lloraba tanto y le vio tan sólo, que corrió a ayudarle para ver qué le pasaba. El pequeño le contó que había perdido a sus papás, y juntos se pusieron a buscarlo.

Como el chico no paraba de llorar, nuestro niño gastó su dinero para comprarle unas golosinas para animarle hasta que finalmente, tras mucho caminar, terminaron encontrando a los padres del pequeño, que andaban preocupadísimos buscándole.

El niño se despidió del chiquillo y se encaminó al parque, pero al ver lo tarde que se había hecho, dio media vuelta y volvió a su casa, sin haber llegado a jugar, sin juguetes y sin dinero. Ya en casa, al llegar a su habitación, le pareció ver un brillo procedente del rincón en que abandonó el espejo. Y al mirarse, se descubrió a sí mismo radiante de alegría, iluminando la habitación entera. Entonces comprendió el misterio de aquel espejo, el único que reflejaba la verdadera alegría de su dueño.

Y se dio cuenta de que era verdad, y de que se sentía verdaderamente feliz de haber ayudado a aquel niño. Y desde entonces, cuando cada mañana se mira al espejo y no ve ese brillo especial, ya sabe qué tiene que hacer para recuperarlo.

3.- REFLEXIÓN

¿Cómo puedo ayudar a los demás con pequeños gestos todos los días? Pues tan sencillo como ceder el asiento en el metro o en el autobús, ayudar a alguien a cruzar la calle, echarle una mano a los que están haciendo un trabajo.

Además de que es algo bonito ayudar a los demás, puede ser algo, no sólo beneficioso para los demás ¡sino también para uno mismo! Todo suma, todo cuenta; y las consecuencias de acciones como éstas, además de beneficiosas, son imprevisibles: nuestros compañeros, serán más sensibles ante el esfuerzo que hacemos, el anciano hablará de nuestro gesto y otras personas empezará a hacer lo mismo: otras personas cederán sus asientos a quien más lo necesite. ¡Y todo esto sin olvidar la gran satisfacción que causa poder ayudar a los demás!

4.- VIDEO

https://youtu.be/h0A0l4QQ_RY

Es el vídeo de la lectura

5.- ORACIÓN FINAL

Te damos gracias, Jesús,

porque has querido que tus amigos vivieran siempre unidos,

y nos has prometido que estaríamos juntos contigo para siempre.

Te damos gracias, Jesús,

porque los que siguieron tu camino aquí en la tierra,

están ya contigo en el cielo.

Todo lo que hicieron de bueno en este mundo

nos ayuda a nosotros a ser mejores en casa,

con los amigos y en el colegio.

Te damos gracias,

porque has querido que en la familia de tus hijos

nos ayudáramos los unos a los otros.

Los santos del cielo piden

para que también nosotros lleguemos donde están ellos

y estemos juntos para siempre.

PADRE NUESTRO ………….

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Miércoles, 22 de febrero de 2017

VIVIMOS CON OTROS EN EL PLANETA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

1.- CITA BÍBLICA (Juan 13, 34)

Amaos unos a otros como yo os he amado.

2.- LECTURA

Hoy proponemos el vídeo también como cuento

3.- REFLEXIÓN

Son muchos los momentos en que podemos demostrar el amor hacia el prójimo: Cuando ayudamos y obedecemos a nuestros padres, cuando cumplimos con nuestros deberes, cuando respetamos los derechos de los demás, y no despreciamos a nadie ni hablamos sin ofender, sin insultar...

Cada vez que cumplimos el mandamiento del amor, somos más humanos y hacemos que el mundo sea cada día mejor.

4.- VIDEO

https://youtu.be/d90JIEgxE20

5.- ORACIÓN FINAL

PADRE NUESTRO…

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Martes, 21 de febrero de 2017

NOS FALTA LUZ

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1.- CITA BÍBLICA (Juan 8,12)

Una vez dijo Jesús: «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará a oscuras, sino que tendrá la luz de la Vida».

2.- LECTURA

Había una vez, hace cientos de años, en una ciudad de Oriente, un hombre que una noche caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida. La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquélla.

En determinado momento, se encuentra con un amigo. El amigo lo mira y de pronto lo reconoce. Se da cuenta de que es Bruno, el ciego del pueblo. Entonces, le dice:

  • Bruno, ¿qué haces con una lámpara en la mano? Si tú no ves, eres ciego...

Entonces, el ciego le responde:

  • Yo no llevo la lámpara para ver mi camino. Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria. Llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean a mí...

3.- REFLEXIÓN

Si toda la gente encendiera una luz, el mundo entero estaría iluminado y brillaría día a día con mayor intensidad

4.- VIDEO

https://youtu.be/x2qRPPCFpqI

5.- ORACIÓN FINAL

Porque yo confío en tu misericordia:

Alegra mi corazón con tu auxilio,

y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho

(Salmo 12 fragmento)

PADRE NUESTRO…

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Lunes 20 de febrero de 2017

JESÚS, UNA VIDA QUE CAMBIÓ LA HISTORIA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1.- CITA BÍBILICA (Juan 8, 28-30)

Jesús añadió: ---Cuando levantéis a este Hombre, comprenderéis que Yo soy y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como mi Padre me enseñó. El que me envió está conmigo y no me deja solo, porque yo hago siempre lo que le agrada.

2.- LECTURA

Un hombre paseaba por la calle cuando, al girar una esquina, descubrió a una niña pequeña pidiendo limosna en el suelo. La pequeña iba sucia, parecía hambrienta y no paraba de tiritar. Se tapaba con una pequeña manta para poder entrar en calor.

Aquel hombre, al ver la escena exclamó:

– “Jesús, ¿cómo permites estas cosas? ¿Por qué no haces nada para ayudar a esa niña?

En cuanto giró la esquina escuchó una voz:

- “Claro que he hecho algo: Te he puesto a ti en su camino”.

3.- REFLEXION

Jesús llega al mundo para cambiarlo, con amor. Cuando nos toca el corazón al escuchar sus enseñanzas, al escuchar la Palabra, al hacer obras buenas... nos cambia nuestra vida.

4.- VÍDEO

https://youtu.be/WXkzF7kMC9I

5.- ORACIÓN FINAL

PADRE NUESTRO…

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros.

Viernes ,17 de febrero de 2017

RESPIRO AIRE FRESCO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

1.- CITA BÍBLICA (Génesis 1, 27-31)

Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de Dios los creó. Varón y mujer los creó. dios los bendijo, diciéndoles: <<Sean fecundo y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Tengan autoridad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.>> Dijo Dios: <<Hoy les entrego para que se alimenten toda clase de plantas con semillas que hay sobre la tierra, y toda clase de árboles frutales. A todos los animales salvajes, a las aves del cielo y a todos los seres vivientes que se mueven sobre la tierra, les doy pasto verde para que coman>> Y así fue. Dios vio que todo cuanto había hecho era muy bueno.

2.- LECTURA

Érase una vez una niña filipina llamada Inday que vivía en la Montaña de Humo, un barrio de Manila llamado así por tratarse del vertedero en donde se almacenaban y quemaban la mayor parte de las basuras de la ciudad.

Su amigo Totoy, en cambio, pese a tener la misma edad, parecía menor, pues era bajito y de aspecto débil. La vida de estos dos amigos era más dura que la de otros niños de Manila, porque sus familias era tan pobres que se habían visto obligadas a construir sus casas entre montones de basuras.

Inday y Totoy, al igual que el resto de los 5.000 niños que convivían en aquel lugar, se levantaban temprano y dedicaban diez horas a escarbar entre las basuras con un gancho de hierro para buscar cartones, papeles... o cualquier otro material que pudiera ser vendido para su reutilización. A cambio, ganaban cinco pesos diarios que aportaban a la casa para comprar alimentos.

Pero las condiciones sanitarias eran malass y cada día solía caer gravemente enfermo algún niño. Una mañana le sucedió a Totoy, cuya débil constitución no daba más de sí. Inday tuvo que irse sin él al trabajo y le echó muchísimo de menos.

Al atardecer fue corriendo al a barraca de Totoy porque sabía que el Doctor iría a visitarle a esa hora. El Doctor Paciente era famoso en el barrio, les atendía de forma gratuita a la salida de su trabajo en el hospital de la ciudad.

Inday llegó en el preciso instante en el que el Doctor Paciente decía a los padres de Totoy:

- "Totoy necesita aire puro, su cuerpo no resiste vivir aquí. Es todo cuanto puedo decir, lo siento."

Entonces Inday se avalanzó sobre él y dijo:

- "Doctor Paciente, ¿Cómo es el aire puro?"

- "Verás, huele muy bien"

- "¿Cómo qué?"

- "Pues... como... como las flores"

- "¡Ah! ¿ y qué más?"

- "También es fresco"

- "¿Cómo un helado"

- "No siempre, pero sí, puede ser fresco como un helado".

- "¿Y qué otra cosa"

- "Es ligero, corre de un lado a otro, no como el aire de aquí, al que el humo vuelve pesado".

- "Ya lo comprendo, ¡Muchas gracias Doctor Paciente!"

Entonces, Inday salió de casa de Totoy como una exhalación, pasó de largo la barraca de su familia y desapareció por una alcantarilla.

Una vez dentro, le resultaba difícil guiarse en la oscuridad. Titubeó varias veces, pero supo recordar el camino y, por fin, salió de la alcantarilla al mismísimo Nayong, el jardín más hermoso de todo Manila. Una vez la llevaron allí sus amigos y lo pasaron estupendamente.

Era la época en que los magnolios estaban en flor y despedían un aroma maravilloso, sobre todo para Inday, que respiraba a diario el hedor de las basuras. Escogió una magnolia aun sin abrir del todo y la envolvió bien en la hoja más grande que encontró. Luego buscó un tarro de cristal que llenó con hielos

Toda contenta, se dispuso a volver a la Montaña de Humo y, de camino, vio en el suelo un precioso abanico de madera rojiza que tenía dos varillas rotas. Enseguida pensó que le sería de gran utilidad.

Cuando llegó a la Montaña de Humo, vio que su casa estaba rodeada de gente. Al parecer, habían pasado toda la noche buscándola, llenos de preocupación, sobre todo sus padres. También el Doctor Paciente estaba allí para ayudar.

Inday atravesó radiante las miradas de reproche. Les dijo:

- "Siento haberos preocupado, pero he estado buscando lo que Totoy necesita para curarse. ¡Vamos todos a su casa!"

Una vez allí, Inday se sentó junto a Totoy y empezó a mover su abanico roto sobre la magnolia...

- "Huele Totoy, ¿a que huele muy bien? Es el aroma de una flor, una magnolia del Nayong. Es fresco porque al fondo he puesto muchos hielos. Y gracias al abanico es ligero, se mueve hacia ti. Huele Totoy, esto si que es aire puro y te curará"

- "Gracias Inday, eres una amiga fenomenal." le dijo Totoy.

Los niños estallaron en aplausos y chillaban todos: "¡Viva el aire puro! ¡Totoy se curará!"

Inday miró al Doctor Paciente y le dijo: "¿Verdad que se curará Doctor?"

A lo cual él, conmovido por su ingenuidad respondió: "¡Claro que sí! Se curará. ¡Sólo necesitaba un soplo de aire puro!

3.- REFLEXIÓN

Este cuento lo podríamos titular el aire fresco de la amistad ¿qué os parece? Somos capaces de buscar todo lo que necesitan nuestro amigos??

4.- VIDEO

https://youtu.be/PClgdf19Yic

5.- ORACIÓN FINAL

DIOS TE SALVE MARÍA………….

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Jueves, 16 de febrero de 2017

RESPETO A LOS ANIMALES

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

1.- CITA BÍBLICA (Génesis 1,28)

Y los bendijo Dios y les dijo: ---Creced, multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven sobre la tierra.

2.- LECTURA

“¡Nada de caprichos! ¡Nada de caprichos!” era la única frase que Rosa oía desde que empezó a faltar el dinero en casa, una vez que su papá se quedó sin trabajo. Y eso que a Rosa nadie le había enseñado a distinguir qué era un capricho y qué no lo era. Pero tenían tantos problemas, y Rosa seguía pidiendo tanto aquello que le gustaba, que un día sus papás le dijeron

“Todo lo que pides son caprichos, Rosa. Eres una caprichosa”.

Aquello no le gustó nada a la niña, siempre dispuesta a ayudar, pero sin saber cómo. Y como siempre que no sabía qué hacer, Rosa salió al jardín. Allí, contemplando los animales, las flores y la naturaleza, a menudo encontraba buenas ideas. Ese día se quedó largo rato observando una familia de pajarillos. No tenían pinta de tener dinero, ni un empleo, así que la niña pensó que probablemente aquella pequeña familia tampoco pudiera permitirse ningún capricho. Pero a pesar de ello, no se les veía tristes. Y tampoco parecían estarlo las ardillas o las mariposas. De modo que la niña pensó en pedir únicamente aquellas cosas que viera en los animales: de esa forma dejaría de ser una niña caprichosa, fuera lo que fuera eso, y además estaría feliz.

Así, observando a las hormiguitas recoger comida, aprendió que comían la comida que encontraban, aunque no fuera la más dulce o sabrosa, y ella misma decidió aceptar sin protestas lo que cocinara su mamá.

De los perros y su pelaje, aceptó que había que llevar ropa para abrigarse, pero que no era necesario cambiarla constantemente, ni utilizar mil adornos diferentes.

De los pájaros y sus nidos, comprendió que tener una casa cómoda y calentita es importante, pero que no tiene por qué ser enorme y lujosa, ni estar llena de cosas.

Y así observó y aprendió muchísimas cosas de los animales, y de cómo ellos no tenían problema para distinguir lo que era verdaderamente necesario de lo que era un capricho. Pero lo que más le gustó de todo lo que aprendió fue que todos los animales jugueteaban y se divertían. Eso sí, siempre lo hacían con aquello que encontraban a su alcance, sin tener que usar juguetes especiales o carísimos.

Desde entonces, Rosa dejó de pedir todas aquellas cosas que sus amigos los animales no habían necesitado nunca. Y comprobó que podía ser incluso más feliz prescindiendo de todo eso. Y no sólo se sintió fenomenal, sino que nadie más volvió a llamarla “niña caprichosa”.

3.- REFLEXIÓN

Tenemos que darnos cuenta que por poseer más riquezas y comodidades no nos sentimos mejor. Que la felicidad se encuentra en otro sitio y que debemos buscarla en las personas con las que convivimos y en la tierra en la que vivimos.

4.- VIDEO

https://youtu.be/PLzC2uZSZd0

5.- ORACIÓN FINAL

Gracia Señor por la naturaleza y los animales

Por el arco iris de vivos colores

Por el sol que nos alumbra y nos da calor y hace crecer las plantas

Por la luna y las estrella que brillan en la noche

Por el agua que es vida

Por el fuego que nos da calor

Amén

PADRE NUESTRO…

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

Miércoles, 15 de febrero de 2017

LA NATURALEZA ME DA LO QUE NECESITO PARA VIVIR

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1.- CITA BÍBLICA (Génesis 1, 26)

Y dijo: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.»

2.- LECTURA

Había una vez un pequeño planeta muy triste y gris. Sus habitantes no lo habían cuidado, y aunque tenían todos los inventos y naves espaciales del mundo, habían tirado tantas basuras y suciedad en el campo, que lo contaminaron todo, y ya no quedaban ni plantas ni animales. Un día, caminando por su planeta, un niño encontró una pequeña flor roja en una cueva. Estaba muy enferma, a punto de morir, así que con mucho cuidado la recogió con su tierra y empezó a buscar un lugar donde pudiera cuidarla. Buscó y buscó por todo el planeta, pero estaba tan contaminado que no podría sobrevivir en ningún lugar. Entonces miró al cielo y vio la luna, y pensó que aquel sería un buen lugar para cuidar la planta. Así que el niño se puso su traje de astronauta, subió a una nave espacial, y huyó con la planta hasta la luna. Lejos de tanta suciedad, la flor creció con los cuidados del niño, que la visitaba todos los días. Y tanto y tan bien la cuidó, que poco después germinaron más flores, y esas flores dieron lugar a otras, y en poco tiempo la luna entera estaba cubierta de flores. Por eso de cuando en cuando, cuando las flores del niño se abren, durante algunos minutos la luna se tiñe de un rojo suave, y así nos recuerda que si no cuidamos la Tierra, llegará un día en que sólo haya flores en la luna.

3.- REFLEXIÓN

Si cada uno de nosotros nos comprometemos a cuidar un pedacito de tierra, el espacio en el que nos movemos, todo sería mejor. Porque, gotita a gotita, llenan un vaso y acción más acción un mundo mejor.

4.- VIDEO

https://youtu.be/iYH67IEbyqE

5.- ORACIÓN FINAL

Gracias Señor, por darnos la oportunidad
de disfrutar de tantas cosas bellas como has hecho.
Te pedimos que sepamos cuidarlas y, sobre todo,
que los hombres cuidemos siempre los unos de los otros.
Y nos ayudemos como hermanos pues Tú eres nuestro Padre.

PADRE NUESTRO ………….

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros

logo facebook instagram 697029 twitter 512 youtube logo 
Noticias de BACHILLERATO resulmenciones

NuestroBachillerato

LOGO ASTI ESTRECHO

FSE horizontal izda color

europa2 

 

Los ciclos de Grado Medio 
y Grado Superior 
en los COLEGIOS 
SALESIANOS DE MADRID
¡INFÓRMATE!
Modulos2017 p

 

BANNER 468X60

El Calendario:

Zona Interna

LA PRESENCIA SALESIANA DE ESTRECHO

LogoCasaSE  

OTRAS WEB SALESIANAS DE INTERÉS:

LogoSantiagoMayor

JovenesYDesarrollo001  

BLANCO

Colegio San Juan Bautista

Francos Rodriguez nº5

28039 - MADRID

(Concertado/Privado)

www.salesianosestrecho.es (Madrid)

Política de cookies - Política de privacidad

BLANCO