Logo Nivel3 Colegio HOR L Blanca

 

BanderinColegioBuenos días, en este nuevo artículo sobre la historia de los Salesianos de Estrecho, agradezco al antiguo alumno Fernando Sánchez, que nos traslada a hace cincuenta años cuando iniciaba su andadura por el colegio. Sus recuerdos, anécdotas, y vivencias.
Aquí, os comparto un extracto de sus años pasados en los Salesianos, así como una de las fotos aportadas por él.
¡Gracias Fernando!

“ Existía por aquel 1968 el pabellón original de ladrillo a la C/ Francos Rodríguez, la iglesia, y un salón de actos antiguo de color gris bastante desvencijado con gradas de cemento al fondo. El director cuando yo entré en el colegio era D. Cosme Robredo. El patio estaba sin asfaltar, campo de fútbol frente al pórtico del pabellón de ladrillo y pista asfaltada de baloncesto, más o menos donde se hallan las actuales. No tuve demasiados contactos con el mismo ya que mis dotes deportivas no eran digamos, del todo aceptables.
Misa diaria a primera hora en la que desde el coro de la iglesia canté, acompañado al órgano de los responsables músicos D. José Luis, y D. José María (que llevó el grupo de Boy Scouts al colegio), y que dieron soporte y alas a mi afición vocal, con otro compañero al principio y luego en solitario aproximadamente tres años desde mi ingreso.


El pórtico que pertenece al edificio antiguo que da a Francos Rodríguez y vierte al patio daba cabida a varios recuerdos a saber:
Vitrina, al lado de la puerta de acceso al pórtico y la de comunicación con la Iglesia, donde se colocaban comunicados varios, como los resultados del recuento monetario de las huchas del Domund de las que fui portador durante algunos años, y con carácter más festivo y esporádicamente de alguno de los libros de Tintín, o Astérix a los que se les pasaba cada día de hoja para irlo viendo como en tiras de cómic diarias.
El Bar de Costa (porque el que lo llevaba se apellidaba Costa) donde se podía almorzar, yo solamente por mis años de 6º / C.O.U., un bocadillo de "tiburones" en vinagre, porque a Costa le sonaba igual que "boquerones". Y algo de mis comienzos al mus en las mesas de aquél bar.
En el otro extremo del pórtico, junto a la entrada de coches de Francos Rodríguez, los sábados y domingos abría lo que llamábamos "el baratillo" donde comprar golosinas, bebidas y demás, durante las matinales de domingo, fútbol y otras, o durante las tardes de domingos, con cine en el salón de actos. En aquellas sesiones de cine descubrí a Woody Allen con "Coge el dinero y corre", o la ciencia ficción con aquella inolvidable "Viaje Alucinante" donde descubrí, más tarde me daría cuenta, a una joven Raquel Welch.
El pabellón de ladrillo blanco enfrentado al pabellón antiguo se debió construir allá por 1970 porque creo recordar haber empezado a dar clase allí cuando estaba por 3º / 4º. Allí tuvo la secretaría, en la planta baja, D. José María Maíllo que fue nuestro tutor asimismo en C.O.U. También el Salón de actos nuevo se construyó por aquellas fechas.
Las colonias de La Adrada, de las que pude disfrutar varios años gracias a ser premiado con turnos de dos semanas durante varios veranos. Una de las cosas que primero se hacía al llegar era formar "Equipos". Y había que ponerse un nombre. Los "Starfighters del Norte", los "Tupimambas", los ""Maracas" ... en fin cosas así. Luego se hacían competiciones, deportivas, intelectuales, y otras para puntuar y había un grupo ganador al final del período del turno de verano. Actuaciones de solista musical en aquellos fuegos de campamento nocturnos, y demás actividades lúdicas. Recuerdo que se nos "pagaba" con billetes tipo monopoly, impresos con distintos valores, por realizar las tareas diarias con buen resultado. Hacer bien la cama, limpiar, barrer bien los edificios, la rotonda de acogida al edificio principal, y al final del turno de verano en una fiesta de despedida se hacía una subasta de objetos por los que se pujaba con el total de billetes que había conseguido. Gran expectación. [...]. Fiesta veraniega con presencia de nuestra benefactora la Duquesa de Alba. Tiempos felices.
Un recuerdo sereno y festivo, de aquel religioso, que con su trato me hizo gustar de la lectura y de la música que nos llevaba a clase , allá por 5º curso, también de literatura, "el Chacho" pues era su muletilla de marca, y aquéllos avergonzamientos que, entendidos de otra manera, no levantaban ampollas en el corazón, sino simplemente se tomaban como una broma más cuando tras pillarte mascando chicle en clase, cosa que él odiaba, nos hacía gritar a coro y a todo pulmón al resto de la clase dirigiéndose al alumno pillado con la goma entre los dientes: ....... " ♫ ♫ DOOOOOOSS ....... CHEIWWWWWWW ..... MENTAAAAA ...... PESETAAAA ♫ ♫ ". Y el castigo consistía en llevar al día siguiente dos chicles de menta, marca Cheiw de la época, y que costaban 1 peseta cada uno.
Bueno...... y aquí lo dejo.”

logo facebook instagram 697029 twitter 512 youtube logo 
Noticias de BACHILLERATO resulmenciones

NuestroBachillerato

LOGO ASTI ESTRECHO

FSE horizontal izda color

europa2 

BANNER 468X60

 

Los ciclos de Grado Medio 
y Grado Superior 
en los COLEGIOS 
SALESIANOS DE MADRID
¡INFÓRMATE!
Modulos2017 p

 

El Calendario:

Zona Interna

LA PRESENCIA SALESIANA DE ESTRECHO

LogoCasaSE  

BLANCO

BLANCO